martes, 2 de noviembre de 2010

LO COTIDIANO




Hoy me he despertado, me he duchado, he desayunado, me he pasado una eternidad en el baño arreglándome el pelo, me he puesto un poco de maquillaje…Lo de siempre.
Todos los días es lo mismo. Tan insustancial y seco. Aburrido.
Siempre pendiente del reloj, de las carreras de competición para no llegar tarde a clase, del bocadillo asesinado antes de las once de la mañana…Todo lo mismo.
El mismo sueño de cada mañana, la misma clase, la misma charla, la misma gente…Es como un bucle, todo se repite una y otra y otra vez. Nada nuevo. Y si hay algún día algo nuevo, a la mañana siguiente vuelve a ser lo mismo. Un coñazo.
Con esto no me refiero a que sea de las alumnas que pasan de las clases, que se sientan y es como si no estuvieran…No, no señor. No mal interpretemos. Soy la típica alumna de notable y sobresaliente y de algún que otro suspenso (como todo el mundo ¿no?) que se sienta por el final de la clase, que se pierde entre sus libros, sus dibujos y sus historias… Que ansía dormir. Sí, dormir. Después de las noches en vela y de los madrugones estudiado. Que desea con todas sus fuerzas alcanzar sus sueños. Que aguanta a los que no valen la pena escuchar. Y que disfruta de cada momento, aunque sea, como bien he dicho, un aburrimiento.
Por eso escribo, escribo para desahogarme, para crear historias, contar aventuras vividas o que están por vivir, hablar de lo que quiera sin que nadie mi miré por encima del hombro con superioridad (como alguien que yo me sé) de poder hacer lo que quiera en este rincón. El mío.
Y esto para mi es lo cotidiano. Vivir lo de cada mañana. Y, en un momento, escribir en este pequeño rincón, que como he dicho, es mío, pero lo comparto. Al fin y al cabo me iréis conociendo por lo que escribo y no por quién soy. Tendréis un trozo de mí que os cedo con mucho gusto. Con una única intención. Entretener. Pero sobre todo (lo más importante) que os guste lo que leéis. Porque al menos, las opiniones o los comentarios escritos aquí, en el tuenti, en el facebook, en el MSN…Son en parte los que cambian un poco de mi día a día. Y os doy las gracias. Sí, os las doy por concederme vuestro tiempo. Y espero no defraudaros escribiendo lo que escribo.

Un millón de abrazos (hoy cambio mi despedida)
MJ.J.CH

2 comentarios:

  1. Piensa el caos que sería vivir cda día algo diferente, mantener un horario diferente cada día, encontrarte con gente diferente cada día a la que sólo la vas a ver en ése momento...¿valdría la pena el cambio?

    Prefiero la rutina que lo inesperado, que se vuelve asfixiante por momentos...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. un consejillo: intenta romper la rutina seguro que algo puedes conseguir !

    PD:Te sigó !

    ResponderEliminar