lunes, 8 de noviembre de 2010

¡Já!


Reflexión de hoy, sobre el presente académico. La injusticia vivida.

¡Já! Y me rió yo de los hipócritas, de los que van de importantes, de los que van por la vida creyendo saber quién son, aparentando, siendo meros actores.
¿Acaso los inteligentes no tienen los mismos derechos de aprendizaje que los que más les cuesta aprender? ¿Acaso me quejo yo de ellos? ¿Soy yo la que les niega que aprendan? ¿Me río de ellos?...No, no y no (¡Se supone que TODOS los alumnos somos iguales!). Porque si reconozco que algo esta bien, no seré yo la que impida que se haga, pero… ¿y lo injusto? ¿He de quedarme de brazos cruzados? ¿He de mirar hacia otro lado? ¿He de hacer como si no me importara?
No seré yo la que se deje manipular como una marioneta, la que siembra y no cosecha, la que escucha y no se deja escuchar…Porque si hay que luchar por lo que uno quiere, que así sea.
Un saludo.
MJ.J.CH

1 comentario:

  1. Siempre he pensado que la justicia vital se basa en un extraña kármika, en la que si erers bueno la gente trata de aprovecharse de ello y te pasarán cosas malas. Y al contrario de lo normal, cuando eres cruel, el mundo, por miedo a represalias te trata bien.

    Pasate por http://idiliomental.blogspot.com y dame tu opinión

    ResponderEliminar