viernes, 25 de marzo de 2011

NADA

Cada uno de mis suspiros
Son renombres de dudas y de latidos
Que marcan mi alma y mi camino
Sintiendo un fuego vivo.

¿Es que no son suficientes mis pesadillas?
Mis lágrimas no apaciguan
Ese desvivir de mentiras,
Que fueron creadas en cuestión de días.

No es suficiente el llanto,
Ni tampoco la sonrisa.
Para acabar con el engaño
Que me provoca tu falsa risa.

¿Es una burla disfrazada?
¿Es una realidad encantada?
Porque ya he perdido la cuenta
De todo y de nada.

¿A caso yo no soy nada?
¿Es mi mundo una mala jugada?
Los olores, no son lo que eran
Y los colores, ya no me llenan.

El hambre, no es nada.
El dolor, no es nada.
La ilusión, no es nada.
¿Y la siguiente parada?

Un túnel negro, negro.
Sin salida, sin puertas, ni ventanas.
Que me asfixia y me pierdo
En la oscuridad de sus zarzas.

Y dime ¡responde!
Porque no hallo la respuesta en nada.
Y dime ¡susurra!
Al menos, una sola palabra.

MJ.J.CH

1 comentario:

  1. que grito que nació en mi mente al terminar de leer este poema! creo que hay quién tiene mucha parte de la respuesta, y quién apenas una moneda del billete, pásate por mis blogs, ahí está lo que yo puedo decirte

    ResponderEliminar