lunes, 9 de abril de 2012


“Entonces, llegaste tú…y jodiste al número áureo”

Yo, que me aficioné a las matemáticas
Y calculé cada centímetro de mi cuerpo
Intentando  encontrar  reflejado el número áureo.

Yo, que recorrí centímetros y milímetros de piel
Buscando la perfección divina.
Yo, que pasé horas calculando,
Y, entre cálculos, te encontré.

Yo, que me obsesioné  midiendo
Tus ojos, tus labios, tu pelo…
Yo, que de contar números,
Pasé a contar besos…

Y entonces, descubrí
Que el  número Phi
Dejó de tener sentido
Desde el día en que nos conocimos...

MJ.J.CH

1 comentario: